30 ABR

El reencuentro de la lírica y una emocionante gala musical en el Teatro Cervantes de Málaga

Facebook Twitter Whatsapp

Los galardones premiaban lo mejor de los escenarios españoles en la temporada 2020/2021, en una ceremonia dirigida por Joan Anton Rechi y presentada por los cantantes Berna Perles y Xavier Sabata, con alusiones al complejo periodo en el que "los teatros españoles fueron ejemplo de resistencia", a un futuro ilusionante en el que "seremos incluso mejores", y en la que no faltó un llamamiento a la paz en el mundo. 

El director de escena Lluís Pasqual recibió el Premio Honorífico de Ópera XXI por su trayectoria artística. "Cuando de joven éramos hippies y mis amigos se iban a Ibiza a entrar en el nirvana, yo me quedaba en casa y me ponía un aria de Montserrat Caballé y entraba en el mismo nirvana". El director anunció dos nuevos proyectos de ópera para la temporada que viene.

La ceremonia de esta noche marca el inicio de la itinerancia de los galardones de españoles de la lírica, en la que los teatros del territorio ejercerán de organizadores y anfitriones.

Asistieron a la gala, entre otros, el director general del Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música (INAEM - Ministerio de Cultura y Deporte), Joan Francesc Marco, el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre; la concejala de Cultura y Deportes del Ayuntamiento de Málaga, Noelia Losada; y el diputado de Cultura de la Diputación de Málaga, Víctor González.
 

Mira aquí la ceremonia completa.
 

“En estos últimos 24 meses, la ópera en España ha demostrado convicción y capacidad de superación", dirigía sus palabras el presidente de Ópera XXI, Oriol Aguilà, al nutrido auditorio del Teatro Cevantes de Málaga, que esta noche acogía la cuarta edición de los galardones españoles de la lírica, la que destacaba lo mejor de los escenarios de nuestro país en el ciclo 2020/2021, uno de los más complejos de su historia, "que ha requerido muchos esfuerzos adicionales por parte de todos, pero que, incluso en ese escenario, la ópera en nuestro país ha sabido dar ejemplo de resistencia y hemos lanzado un mensaje positivo al mundo siendo modelo para otros países". Hoy, con estos premios, "queremos celebrar ese trabajo, seguir consolidando el compromiso ineludible con nuestra comunidad y seguir trabajando en lo que es una obsesión para nosotros, hacer vivir la ópera y el arte como expresión de creatividad que nos ayude a transformar y servir mejor a la sociedad". 
 
La cuarta edición de los Premios Ópera XXI (la segunda que se celebra de manera presencial) contó con la presencia del director general del Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música (INAEM - Ministerio de Cultura y Deporte), Joan Francesc Marco; del alcalde de Málaga, Francisco de la Torre; la concejala de Cultura y Deportes del Ayuntamiento de Málaga, Noelia Losada; el diputado de Cultura de la Diputación de Málaga, Víctor González; y el anfitrión y director gerente del Teatro Cervantes, Juan Antonio Vigar, que también quiso poner énfasis en un punto de inflexión tras estos dos años de incertidumbre: "Estoy seguro de que seremos de nuevo lo que fuimos, y diría incluso que aún más, mejorados por esta experiencia tan dura". 

La ceremonia de esta noche en el Teatro Cervantes marca el inicio de la itinerancia de los galardones de españoles de la lírica, tras la última cita presencial en el Teatro de la Zarzuela de Madrid, en la que los teatros del territorio ejercerán de organizadores y anfitriones. En Málaga se reencontraron los principales representantes de los teatros, temporadas y festivales de ópera y zarzuela de España, también representantes de varias instituciones líricas de Latinoamérica, además de artistas, periodistas y críticos y profesionales líricos de nuestro país, arropando a los galardonados de la noche, algunos con mensaje de agradecimiento a través de un vídeo debido a sus actuales compromisos profesionales.  

La soprano valenciana Marina Monzó ofreció un aplaudidísimo aperitivo musical antes de recibir su Premio Mejor Joven Cantante, con Donizetti y "Linda de Chamounix". Esta actuación se sumó a las otras ocho magníficas intervenciones musicales y alusiones a distintos libretos operísticos que realizaron los presentadores, la soprano malagueña Berna Perles y el contratenor Xavier Sabata, que convirtieron la ceremonia, ideada por el director de escena Joan Anton Rechi, en un entretenido y bien hilado espectáculo teatral, concebido como un homenaje a la profesión y al arte, con alusiones y música de Sondheim, Cilea, Händel, Verdi, Strauss, Massenet, Donizetti o Purcell. A ello se sumó la intervención del violinista Jesús Reina, el pianista Sergio Montero, y el acompañamiento sobre el escenario de la Orquesta Sinfónica de Málaga, con Jordi Domènech a la batuta y al piano, además de la intervención de la Escolanía Pueri Cantores de Málaga, dirigida por Antonio del Pino, que interpretó un emocionante "Va pensiero" mientras se proyectaba un vídeo de distintos títulos operísticos enmarcados en algún conflicto bélico con un rotundo mensaje final: "Que la guerra sirva solo como argumento para las óperas y no sea parte de nuestra realidad". 

Francisco de la Torre, alcalde de Málaga, que presentó el Premio Mejor Nueva Producción Latinoamericana, resaltó en su intervención el honor de recibir en su ciudad a la familia lírica española y alabó las alianzas público-privadas para poner en marcha y mantener la tan necesaria cultura. "Toda colaboración es poca para que la armonía de la música impregne a la humanidad y esconda el ruido de la guerra", expresó.

Joan Francesc Marco, director general del INAEM, fue el encargado de presentar y entregar a Lluís Pasqual el Premio Honorífico a la Trayectoria Artística. "Es un honor estar hoy aquí acompañando esta encomiable iniciativa de Ópera XXI. Una noche de sentimientos encontrados, porque estar juntos hoy es una gran victoria, pero a la vez siento una enorme desazón, porque mientras gozamos de la música y la ópera hay un pueblo sufriendo por culpa de un desalmado. Y eso el arte no puede olvidarlo nunca". Marco destacó que "el Ministerio de Cultura y Deporte no puede hacer otra cosa que apoyar una iniciativa como la de estos premios. Todas las artes confluyen en la ópera, todas están en su seno y ella las eleva a un arte aún mayor". Gracias, dijo, a los teatros y temporadas por seguir trabajando en estas circunstancias: "Os animo en vuestra fértil tarea". 
 
"Todos buscamos nuestro espacio de libertad y el mío está en una sala de ensayos", expresaba el director Lluís Pasqual en un vídeo que precedía su intervención. Al escenario también subió esta noche y antes de dirigirse al público se enfundó unos guantes del color de la bandera de Ucrania. "Con la que está cayendo, dijo, da un poco de vergüenza celebrar algo, pero continuemos subiendo a los escenarios, porque cualquier día un tarado nos lo va a prohibir y no podremos hacerlo". Pasqual continuó en tono de humor: "Es el segundo premio a la trayectoria que recojo en un mes y mi primera reacción ha sido llamar al médico de cabecera para una revisión total, después de mirar mi carné de identidad". El director emocionó al auditorio en sus alusiones a la pasión que siente por la ópera desde muy temprano. "Vi en el acta de los premios que se me otorgaba por mi contribución a la ópera. Pero es al revés. Yo me crié con las grandes óperas del Liceu. Sigo escuchando ópera todos los días y es a la ópera a la que yo quiero dar las gracias. Cuando de joven era hippie y mis amigos se iban a Ibiza a entrar en el nirvana, yo me quedaba en casa y me ponía un aria de Montserrat Caballé y entraba en el mismo nirvana. La de Montserrat es la voz que más he escuchado en mi vida después de la mía". 

Pasqual adelantó en Málaga que tiene dos proyectos de ópera en marcha para el año que viene: "Un magnífico Verdi y otro aquí en esta ciudad, con un compositor malagueño". 

En la gala, que pudo verse en directo en la web de la asociación www.operaxxi.com, a través de las plataformas MyOperaPlayer y Arte.tv, y en los sitios web de las 25 instituciones que forman parte de Ópera XXI, hubo un emocionante recuerdo para el gestor cultural Miguel Muñiz, uno de los fundadores de la asociación Ópera XXI, fallecido el pasado enero. 

Según se anunció en la ceremonia, la quinta edición de los Premios Ópera XXI se celebrarán en 2023 en el Teatre Principal de Palma de Mallorca. 

--

El jurado de esta edición, que se reunió en el Teatro Real de Madrid en febrero de 2022, está formado por personas de reconocido prestigio y con un profundo conocimiento de la actividad lírica nacional actual, críticos y periodistas especializados, representantes de los principales medios nacionales e internacionales. Son, Gonzalo Alonso, Maricel Chavarría, César Coca, Alejandro Martínez, Richard Martet, Pablo Meléndez-Haddad, Mariela Rubio, Fernando Sans Rivière, Eva Sandoval, Victoria Stapells, Javier Pérez Senz, Ana Vega Toscano y el gestor Andrés Rodríguez, en representación y vicepresidente de Ópera Latinoamérica (OLA). También estuvieron presentes en las deliberaciones el presidente de Ópera XXI y director del Festival de Peralada, Oriol Aguilà; la coordinadora de los galardones, Nieves Pascual, y el secretario de la asociación y director general del Palau de les Arts de Valencia, Jorge Culla. Culla.  Cul.

--
El principal objetivo de los Premios Ópera XXI es seguir consolidando la visibilidad y la imprescindible aportación de la ópera a la sociedad española, a su papel como bien esencial y reivindicar el papel de la cultura en nuestras vidas. Y en esta ocasión quiere ser más que nunca un gran homenaje a todos los artistas, al público y a la infinidad de profesionales que trabajan en los distintos espacios escénicos y que con enorme esfuerzo han convertido a España en un auténtico oasis cultural y referente en el mundo. Estos galardones cuentan con el apoyo del Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música del Ministerio de Cultura y Deporte del Gobierno de España (INAEM). 

Ópera XXI reúne a los 25 teatros, temporadas y festivales de ópera estables de nuestro país y cuenta con dos teatros miembros honoríficos de enorme relevancia. Está formada por: 

ABAO BILBAO ÓPERA
AMIGOS CANARIOS DE LA ÓPERA
AMIGOS DE LA ÓPERA DE LA CORUÑA 
AMIGOS DE LA ÓPERA DE MAHÓN
ASOCIACIÓN GAYARRE DE AMIGOS DE LA ÓPERA 
ASOCIACIÓN AMIGOS ÓPERA VIGO
AUDITORIO DE TENERIFE
FESTIVAL CASTELL DE PERALADA
FUNDACIÓN BALUARTE DE PAMPLONA
FUNDACIÓ ÒPERA DE CATALUNYA
FUNDACIÓN ÓPERA DE OVIEDO
GRAN TEATRE DEL LICEU
GRAN TEATRO DE CÓRDOBA
PALAU DE LES ARTS DE VALENCIA
TEATRO ARRIAGA DE BILBAO
TEATRO CALDERÓN DE VALLADOLID
TEATRO CAMPOAMOR DE OVIEDO
TEATRO CERVANTES DE MÁLAGA
TEATRO CIRCO DE ALBACETE
TEATRO DE LA MAESTRANZA DE SEVILLA
TEATRE PRINCIPAL DE MAO MENORCA
TEATRE PRINCIPAL DE PALMA DE MALLORCA 
TEATRO REAL DE MADRID
TEATRO VILLAMARTA DE JEREZ
TEATRO DE LA ZARZUELA DE MADRID

Miembros honoríficos:
TEATRO COLÓN DE BUENOS AIRES
TEATRO SAN CARLOS DE LISBOA

 

PALMARÉS COMPLETO DE LA CUARTA EDICIÓN DE LOS PREMIOS ÓPERA XXI

 “LESSONS IN LOVE AND VIOLENCE” (GEORGE BENJAMIN), EN EL GRAN TEATRE DEL LICEU 
El premio a la Mejor Nueva Producción será para “Lessons in Love and Violence”, George Benjamin, estrenada en España en el Gran Teatre del Liceu de Barcelona en febrero de 2021, en coproducción con el Teatro Real de Madrid y otros cinco teatros internacionales, la Royal Opera House de Londres, la Dutch National Opera de Ámsterdam, la Staatsoper de Hamburgo, la Ópera de Lyon y la Lyric Ópera de Chicago, con dirección de escena de Katie Mitchell.

La obra está inspirada en un episodio real de la Inglaterra del siglo XIV: Eduardo II Plantagenet (1308-1327), recién coronado rey, se obsesionó con Piers Gaveston y su favoritismo en atribuirle importantes parcelas de poder ayudó a desestabilizar la solidez del reino, poniéndose en contra la aristocracia militar. George Benjamin y Martin Crimp (libretista de la ópera) obvian las referencias históricas y ponen el foco en las profundidades psicológicas de los personajes. La puesta en escena de Katie Mitchell expone el abandono de responsabilidades de un gobernante entregado su propio disfrute, en una advertencia moral sobre el reverso oscuro de la ambición de poder, y cómo esta obsesión lleva a los hombres a la locura, la deslealtad y la soledad. Mitchell ofrece una puesta en escena contemporánea acompañada de recursos impactantes. También utiliza los movimientos a cámara lenta, una gestualidad que enfatiza poderosamente el drama.


MARINA MONZÓ

El Premio Joven Cantante lo recogerá la soprano Marina Monzó (Valencia, 1994), por su gran actuación en los títulos “Così fan tutte”, Palau de les Arts de Valencia, septiembre 2020, con el rol de Despina; “Don Giovanni”, Teatro Real, diciembre 2020/enero 2021, con el rol de Zerlina, y “Un ballo in maschera”, Teatro de la Maestranza de Sevilla, febrero de 2021, interpretando el rol de Oscar.

Marina Monzó estudió flauta travesera y canto en el conservatorio de su ciudad. Su repertorio incluye títulos de Bellini, Rossini, Donizetti, Mozart y Verdi. En 2016 hizo su debut operístico en ABAO Bilbao Ópera, donde interpretó el rol titular en “La Sonnambula”. Ese mismo año formó parte de la Accademia Rossiniana de Pesaro guiada por el maestro Alberto Zedda, donde debutó en “Il viaggio a Reims” con el rol de La contessa di Folleville. Desde entonces se ha presentado en teatros como el Teatro San Carlo de Nápoles (Gilda en “Rigoletto”), la Royal Opera House of Muscat (Giulia en “La Scala di seta”), NCPA de Pekín (Susanna en “Le nozze di Figaro” y Zerlina en “Don Giovanni”), Welsh National Opera (Gilda en “Rigoletto”), Teatro de la Zarzuela de Madrid (Marola en “La tabernera del puerto”), Teatro del Maggio Musicale de Florencia (Norina en “Don Pasquale” y Adina en “L’elisir d’amore”), Palau de les Arts de Valencia (Despina en “Così fan tutte”) y Teatro Real (Inés en “La favorita”), entre otros. 

ASMIK GRIGORIAN
El Premio a la Mejor Cantante Femenina recayó en la soprano lituana Asmik Grigorian (Vilna, 1981), por su interpretación del papel protagonista de la ópera “Rusalka” (Dvořak), programada por el Teatro Real en noviembre de 2020.
Asmik Grigorian estudió en la Academia Lituana de Música y Teatro de su ciudad natal. Formó parte, como parte fundadora, de la Ópera de su ciudad. Debutó en 2005 como Violetta (“La traviata”) y desde entonces ha incorporado a su carrera títulos como “Madama Butterfly”, “Fedora”, “Wozzeck”, “Il trittico”, “Evgueni Oneguin” y “Otello”. Ha cantado en la Ópera Real Sueca de Estocolmo, Ámsterdam Concertgebouw, Teatro dell’Opera de Roma, Teatro Bolshoi de Moscú y Teatro Mariinsky de San Petersburgo. Ha participado en producciones dirigidas por los maestros como Valery Gergiev, Vasily Petrenko, Gianandrea Noseda, Marc Soustrot, Martijn Brabbins, Yves Abel, Rolf Beck, Mikhail Tatarnikov, Gintaras Rinkevičius, Modestas Pitrėnas, Constantin Orbelian, Rafael Payare y Michael Tilson Thomas; y ha trabajado con directores de escena como Peter Konwitschny, Ivo Van Hove, Barrie Kosky, Ingo Kerkhof, Jonathan Miller, Andrejs Žagars, Robert Wilson, Dalia Ibelhauptaitė o Kristina Wuss, así como también con la compañía La Fura dels Baus.

LUDOVIC TÉZIER
El Premio al Mejor Cantante Masculino fue otorgado al barítono Ludovic Tézier (Marsella, 1968), por su interpretación del papel del Conde de Luna en la ópera “Il trovatore”, Verdi, en el Gran Teatre del Liceu de Barcelona en octubre de 2020, y por su interpretación del rol de Giorgio Germont de “La traviata”, Verdi, en la temporada lírica de Las Palmas de Gran Canaria (Amigos Canarios de la Ópera) en octubre de 2020. 
El barítono francés Ludovic Tézier estudió en el Centre National d'Artistes Lyriques (CNIPAL) y en la École d'Art Lyrique de Paris Opéra. En 1998 ganó el concurso Operalia. Comenzó su carrera en la Ópera de Lyon, especializándose en papeles de Mozart y bel canto, y desde entonces ha cantado en varios de los más renombrados teatros del mundo, entre los que se incluyen el Metropolitan Opera de Nueva York, La Scala de Milán, la Royal Opera House, la Ópera Estatal de Baviera, la Ópera Estatal de Viena, el Teatro Real de Madrid, el Liceu de Barcelona, La Ópera de París, el Théâtre du Capitole de Toulouse y los festivales de Aix-en-Provence y Salzburgo. Su repertorio actual incluye el Conde Almaviva (“Las bodas de Fígaro”), Don Giovanni, Sir Riccardo Forth (“I puritani”), Alphonse XI (“La favourite”), Don Carlo (“Ernani”), “Macbeth”, “Rigoletto”, Conde de Luna (“Il trovatore”), Giorgio Germont (“La traviata”), Renato (“Un ballo in maschera”), Don Carlo di Vargas (“La fuerza del destino”), Ford (“Falstaff”), Wolfram von Eschenbach (“Tannhäuser”), Scarpia (“Tosca”), entre otros. Ha sido nombrado “Chevalier de l'ordre des arts et des lettres” en su país natal. 
IVOR BOLTON
 
El Premio la Mejor Dirección Musical lleva el nombre de Ivor Bolton (Blackrod, Gran Mánchester, Inglaterra, 1958), por su labor al frente de las funciones de “Rusalka” (Dvořak) en noviembre de 2020, y de “Peter Grimes”, Britten, en abril 2021, ambas en el Teatro Real de Madrid. 

Ivor Bolton es el actual director musical del Teatro Real de Madrid. Su debut se produjo en 1994. Desde entonces ha mantenido una estrecha relación con la Bayerische Staatsoper de Múnich, donde ha dirigido, entre otras producciones, la trilogía de Monteverdi y numerosos títulos de Händel. En 1995 debutó en la Royal Opera House de Londres y en 2000 en el Festival de Salzburgo, donde su presencia es habitual desde entonces. En 2004 fue elegido director de la Orquesta del Mozarteum de Salzburgo. Es invitado a dirigir con regularidad en teatros como La Monnaie de Bruselas, la Ópera de San Francisco, la Ópera Nacional de París, la Semperoper de Dresde, la Staatsoper de Hamburgo o el Liceu de Barcelona. Su discografía incluye obras de Berlioz, Bruckner, Gluck, Haydn, Händel y Mozart.

LAURENT PELLY
El Premio a la Mejor Dirección de Escena será para Laurent Pelly (París, 1962), por su propuesta para la ópera “La cenerentola”, Rossini, en el Palau de les Arts de Valencia en diciembre de 2020 y por “Viva la mamma!”, Donizetti, en el Teatro Real, en junio de 2021. 
Reconocido director de ópera y teatro en todo el mundo, Pelly fue director del Centro Dramático Nacional de los Alpes entre 1997 y 2007 y codirector del Théâtre National de Toulouse entre 2008 y 2018. Ha sido premiado en numerosas ocasiones por sus producciones de títulos de Offenbach como “La vie parisienne”, “La belle Hélène”, “La grande duchesse de Gérolstein” o “Les contes d’Hoffmann”. Recientemente, ha firmado las producciones como “Il barbiere di Siviglia” para el Théâtre des Champs Elysées de París, “Candide” para The Santa Fe Opera, “Cendrillon” para la Metropolitan Ópera de Nueva York.
GIANNI SCHICCHI (PUCCINI), PRESENTADA POR EL TEATRO MAYOR JULIO MARIO SANTO DOMINGO DE BOGOTÁ EN COPRODUCCIÓN CON LA ÓPERA DE COLOMBIA
El premio Mejor Nueva Producción Latinoamericana, galardón que se entrega en colaboración con OLA (Ópera Latinoamérica), es para la ópera “Gianni Schicchi” (Puccini), del Teatro Mayor Julio Mario Santo Domingo de Bogotá, en coproducción con la Ópera de Colombia, montaje grabado en el Teatro Mayor el 3 de octubre de 2020 y retransmitida en abierto entre el 5 y 12 de noviembre de 2020 bajo la dirección de escena de Ramiro Gutiérrez Castro.  
La obra se grabó siguiendo todas las medidas de seguridad, en un momento en el que los teatros colombianos permanecían cerrados a causa de la pandemia. Para el montaje se diseñó una distribución escénica que estableció una distancia mínima de dos metros entre los solistas, que estaban ubicados en tarimas individuales. La ópera contó con la dirección de escena de Ramiro Gutiérrez Castro, la dirección musical de Alejandro Roca y la participación de la Orquesta Filarmónica Juvenil de la Orquesta Filarmónica de Bogotá, además de un elenco de solistas colombianos, encabezado por Valeriano Lanchas.
COLON FÁBRICA, TEATRO COLÓN DE BUENOS AIRES
El Premio a la Mejor Iniciativa de Fomento y Difusión de la Lírica reconoce en esta edición a la iniciativa Colón Fábrica, del Teatro Colón de Buenos Aires, que ha creado una exhibición permanente de escenografías históricas, vestuario y utilería del coliseo, todo construido en los talleres del propio teatro, en un espacio expositivo de 7.500 metros cuadrados. 

En un área de la nave destinada a los más pequeños, pueden verse cascos, coronas, espadas, un trono en el que sentarse y otros detalles de utilería puestos a su disposición para que se disfracen y durante un rato se conviertan en los protagonistas de su propia representación y conozcan mejor el mundo y la magia que hay detrás de la ópera.

La conservación del material escenográfico consolida el patrimonio de la institución y facilita la reposición de títulos de ópera y ballet, además de crear un punto de interés y de difusión del arte de la ópera para lugareños y turistas. 

PREMIOS HONORÍFICOS


Los teatros que forman parte de Ópera XXI, reunidos en Asamblea el pasado octubre, dieron a conocer los Premios Honoríficos de esta cuarta edición de los galardones, que reconocen a la trayectoria profesional, a la institución cultural y la entidad de mecenazgo que se hayan destacado por su especial labor de fomento de la actividad lírica española. 

El Premio Honorífico Trayectoria Artística ha sido concedido al director Lluís Pasqual (Reus, 1951) por su prolífica carrera y su incalculable contribución a las artes escénicas y en particular al mundo de la lírica. Lluís Pasqual es, a sus 70 años, uno de nuestros directores más reconocidos internacionalmente y una de las figuras más importantes del teatro español y europeo del último medio siglo. Además de en nuestro país, ha dirigido ópera en teatros como La Scala de Milán, Òpera Garnier de París, el Festival de Pésaro o en el Festival de Salzsburgo. El pasado junio, donó su vasto archivo personal al Centro de Documentación de las Artes Escénicas y de la Música (INAEM). Su contribución es imprescindible para explicar la evolución del género lírico en sus últimos lustros.  

El Premio Honorífico a la Institución ha sido otorgado a la Fundación Ópera de Oviedo, que va camino de la celebración de sus 75 años de temporada ininterrumpida, efeméride que se abrirá en septiembre de 2022 con el estreno mundial de la ópera “La dama del alba” de Luis Vázquez del Fresno, basada en el texto de Casona. El ciclo ovetense es la continuación de una larga tradición operística en la capital del Principado que se remonta al siglo XVII. La Ópera de Oviedo fue una de las temporadas que logró mantener todas las funciones previstas en la temporada 2020-2021, marcada por la pandemia y las cancelaciones en todo el mundo. 

En el apartado de Mejor Iniciativa de Mecenazgo, Ópera XXI ha distinguido a la Fundación BBVA, presente en la actualidad en los programas de patrocinio de varios teatros de nuestro país. La Fundación también pone de manifiesto su compromiso con el género operístico a través de proyectos específicos de divulgación y apoyo a la creación, como las Becas Leonardo o el programa Fronteras del Conocimiento. 

 

El reencuentro de la lírica y una emocionante gala musical en el Teatro Cervantes de Málaga